¡Ya es miércoles Kubalienses!

Hoy queremos contaros cómo organizar un baby shower como el que montamos nosotras el sábado pasado para Alvarito.

Hace un mes nos contactó Rosario, una mujer que quería organizar una fiesta sorpresa en casa para su hija Esther porque está a punto de tener un bebé.

Nos pusimos manos a la obra y el resultado la verdad que quedó genial.

Lo primero y más importante en una fiesta como esta es encargar una buena repostería. Nosotros tenemos un proveedor que hace cosas increíbles así que sólo tenéis que llamarnos si también queréis contar con él.

Encargamos una tarta fondant de dos pisos en tonos azules y blancos y personalizada con el nombre de Álvaro. Además, pedimos que nos hiciesen unas galletas también personalizadas con oblea así como unos cupcakes de chocolate y unos cakepops de brownie buenísimos.

IMG_7853                                    IMG_7902IMG_7890

La repostería es lo que más va a llamar la atención así que aconsejamos que invirtáis dinero en ella para que haga mucho más vistosa la mesa.

Para preparar la mesa dulce, nosotras pusimos dos dispensadores, como los que anunciamos en un post anterior, rellenos de zumo de piña y de limonada con mucho mucho hielo. En medio de ambos dispensadores pusimos un jarrón de cristal con una piña y un par de limones para que a primera vista los invitados supieran qué estaban bebiendo.

FullSizeRender (5)

Además, hicimos nuestros famosos palitos de queso gratinado, no puede ser más fácil. Únicamente hay que poner palitos  con queso emmental encima al horno a alta temperatura. En 20 minutos apagad el horno y ya estarán listos para comer. Quedan fenomenal para cualquier cocktail y están buenísimos.

IMG_7889FullSizeRender (6)

Por último, pusimos unas bolsitas con palomitas dulces y saladas diferenciadas con lazos de diferentes colores. A estas bolsas les pusimos un cartel que decía «Ready to Pop», por eso de que la embarazada estaba muy embarazada 🙂

Para terminar la mesa, compramos unas servilletas de estrellas monísimas, pusimos cubiertos y vasos transparentes y azules, unas flores, cartelitos que marcasen qué era cada cosa que había en la mesa y un mantel hecho con dos capas, una capa de tela azul y una segunda capa de arpillera, todo ello, rodeado por un banderín de arpillera unido por un lazo de seda azul.

En la estantería de detrás de la mesa, y para darle todavía más importancia a la misma, hicimos pompones con papel de seda azules y blancos (prometemos enseñaros cómo se hacen la siguiente semana, es facilísimo) y globos azules, blancos y grises para que todo fuese acorde a los colores de la mesa.

IMG_7875

Además, añadimos un banderín también hecho por nosotras con arpillera personalizado con el nombre de Álvaro, y otro banderín que también hemos diseñado nosotras mismas en colores grises y blancos unido con soga.

Para el resto de la casa optamos por poner una cesta con globos y pompones que pusiese «Bienvenidas», un banderín de ropita de bebé en la chimenea, una mesita para dejar los regalos, unas letras hechas con cartulina azul que decían «Baby Shower Álvaro, It´s a boy» clavadas en el jardín que se veían desde dentro de la casa y una mesa especialmente dispuesta para tomar el café.

FullSizeRender (9)IMG_7894

IMG_7895

En la entrada de la casa pusimos unas cajitas de madera rellenas de pompones, plantas y globitos que anunciaba el Baby Shower y una cinta de globos unidos por soga y lazo azul en la columna principal.

IMG_7858 (1)

La verdad que el trabajo fue muy duro pero mereció la pena. La casa quedó llena de azul y conseguimos que todo el espacio tuviese detalles que recordasen que ahí iba a nacer un niño.

El presupuesto estimado en materiales para todo esto ronda los 300€, un poco más o menos dependiendo de lo manitas que seáis y si optáis por comprar o por hacer la decoración.

Pero como siempre os decimos, si no tenéis tiempo o maña para este tipo de cosas, solo tenéis que pedirnos ayuda y en un par de horas y una pequeña inversión tendrás la casa así de original y bonita.

Deseamos mucha suerte a Esther en la llegada de su primer bebé y las gracias a todas vosotras que estáis leyendo esto y que os interesáis por nuestro trabajo.

La semana que viene lo prometido es deuda, pompones con papel de seda, ¡fácil y barato!