La Navidad está a la vuelta de la esquina y muchas empresas ya están reservando el espacio o restaurante donde celebrar la famosa cena de empresa o fiesta de Navidad. Si todavía no lo habéis organizado, aún estáis a tiempo. En Kubalu Events hemos hecho una selección de algunos espacios espacios y restaurantes que mejor se adaptan a este tipo de celebraciones. Recuerda que siempre puedes completarlo con un delicioso catering, la decoración navideña más original y bonita, un artista que entretenga a los asistentes y, por supuesto, un fotógrafo que se encargue de inmortalizar cada momento de la noche. Pásate por nuestra plataforma y echa un vistazo a todas las opciones que tenemos para ti.

El post de hoy va destinado a todas aquellas personas que les gusta improvisar y disfrutar de los buenos ratos. La cena de empresa de Navidad es la ocasión perfecta para limar asperezas con tus compañeros de trabajo y con tus jefes con los que seguro, en alguna ocasión, has tenido algún roce. Es una época en la que todos estamos más relajados, alegres y dispuestos a disfrutar. Aprovecha esta fecha para estrechar lazos y, por supuesto, pasarlo lo mejor posible. Siempre dentro de unos límites, claro está. Por todo ello, en el post de hoy te proponemos una serie de planes y juegos con los que lo pasaréis en grande. ¡Allá vamos!

Amigo Invisible

El clásico por excelencia de todas las Navidades y de las cenas de empresa. ¿A quién no le ha tocado regalar alguna vez a esa persona que es difícil de contentar? ¡Déjate de problemas! Y poned un presupuesto en común el cual no deba sobrepasarse y elegid regalos que sirvan para todos. Una taza chula, artilugios de oficina originales, neones de colores… Al fin y al cabo se trata de entregar y recibir un detalle. Cualquier cosa mona u original, será perfecta. Otra opción es elegir una temática. Por ejemplo, que todos tengáis que comprar los regalos del chino. Las risas están garantizadas. ¡Por cierto! ¡Mucha suerte al que le toque regalar al jefe!

Papelitos

Es un juego súper divertido en el que todos los que acudáis a la cena de empresa podéis participar. Partid papelitos y que cada uno apunte tres palabras. TODO VALE. Desde nombres raros, hasta personas, animales, objetos… cuanto más graciosa suene la palabra, mejor. Doblad los papeles, metedlos en un sombrero o bol y dividíos en dos equipos. El juego tiene tres fases.

Fase 1: Descripción.

Cada equipo tiene un minuto para que los miembros de su grupo adivinen a través de descripciones la mayor cantidad posible de palabras. Según se va adivinando cada palabra, el papel se queda fuera. Luego le tocará al otro equipo y así sucesivamente hasta que se hayan adivinado todas las palabras. Se hace recuento y se vuelven a doblar todas las papeletas y al bol.

Fase 2: Una única palabra.

La gracia de esta fase y la siguiente está en que ya se saben las palabras con lo que a mayor dificultad de fase, más facilidad a la hora de adivinarlo (SOLO si tenéis buena memoria). Se repite la misma acción que en la primera fase. Un minuto para cada equipo y hay que adivinar la mayor cantidad de palabras. La diferencia está en que solo puedes usar una palabra como descripción. Cuando hayan salido todas las papeletas se vuelve a hacer recuento y se vuelven a doblar meter en el bol.

Fase 3: Mímica

En esta fase las risas están aseguradas. Con movimientos corporales los miembros de tu equipo tienen que adivinar la mayor cantidad de palabras. La gracia de escribir palabras “imposibles” se refleja en esta fase. Suerte y ¡que gane el mejor!

Que la música no pare.

Otro juego clásico y de toda la vida es el juego de las sillas. La cena de empresa no tiene por qué ser seria y con este juego seguro que lo pasáis en grande. La dinámica ya la sabéis de memoria. Se colocan tantas sillas como jugadores seáis, menos una según el número de participantes. Se pone música y cuando se pare, todos debéis buscar una silla. El momento más divertido ocurre cuando solo queda una silla y dos participantes. El ganador puede recibir un pequeño regalito.

Gymkana de empresa

Otra idea original es la de pensar en diferentes mini juegos por equipos e ir pasando las diferentes pruebas que hay. Concurso de canto o baile, pruebas de agilidad, jugar a películas, adivinanzas o jugar a estatuas son algunas de las ideas que te proponemos. Lo pasaréis en grande mientras os divertís todos juntos.

Sea como sea es una noche para disfrutar y celebrar el cierre de año y dar la bienvenida al siguiente. Lo más importante está en pasárselo bien y dejar a un lado, al menos por una noche, los malos rollos y el estrés.

¡Visita nuestra galería de fotos y mira todas las opciones que tenemos para que tu fiesta o cena de empresa de Navidad de este este año sean la más divertidas de todos los tiempos!